Llámanos:

+34 972 752 058 info@ultraligeros.net

Albert Van Cotthem

Resultado de imagen de albert van cotthemResultado de imagen de albert van cotthem
El mérito de este pionero de la aviación no tiene tanto que ver con un logro único, como con sus años de dedicación al sector del transporte aéreo. Este hombre de Okegem, Bélgica, se trasladó a la edad de 12 años con sus padres a Ruisbroek (cerca de Bruselas) Con el estallido de la Primera Guerra Mundial entró en el ejército, con una pasión que tenía todo que ver con la mecánica. En 1915 entró en la escuela de formación de pilotos. Entonces, participó en combates aéreos generalmente con éxito. Él no pasó por alto las advertencias de riesgo, pero tuvo la habilidad necesaria para salir airoso de situaciones peligrosas o difíciles debido a su trabajo especializado. Por motivo de sus éxitos en el frente, obtuvo numerosas condecoraciones. Después de la guerra, el teniente Van Cotthem se convirtió en el piloto oficial de la familia real. Durante el Interbellum ganó fama como acróbata aéreo en las reuniones internacionales y voló como piloto para la SNETA, el ex Sabena. Después de un grave accidente, se centró en los negocios y estuvo participando principalmente con aficionados al vuelo. Por sus servicios a la Belgian Airlines fue desde 1948 hasta 1958 Decano de Honor de las Fuerzas Aéreas. Van Cotthem murió en Bruselas en 1962 y fue enterrado en el cementerio de St-Pieters-Leeuw donde había vivido desde su matrimonio.


Tony Van Cotthem


Tony no tenía suficiente con escuchar las asombrosas historias sobre su tío Albert Van Cotthem. Dejando su casa y siempre mirando al cielo, tuvo la determinación un día de ir y volar por sí mismo. Debido a numerosas circunstancias, le llevo hasta el final de su veintena comenzar a volar. Él llego a ser piloto privado y voló en distintos tipos de aeronaves. Junto con un amigo comenzó un negocio de fotografía aérea. Incluso llegó a ser instructor de vuelo y piloto acróbata. Tony es un piloto extremadamente tranquilo y muy experimentado con miles de horas de vuelo en su haber. A consecuencia de la gran cantidad de contemporáneos volando, Tony también se tomó un pequeño descanso. Pero él volvió a ser tentado por el vuelo y poco después despegó de nuevo. Sólo por diversión y por realizar viajes de placer. Visitó a su hijo y familia en España y de nuevo descubrió la dicha de volar. Él nunca tuvo suficiente y se está dedicando a obtener su licencia en España también. ¡Porque el cielo es el límite!


Peter Van Cotthem

 
Peter comenzó a volar antes que a conducir un coche. Volar era una cosa tan ‘corriente’ durante su infancia. Peter consiguió pilotar 40+ tipos de aviones. Al final de su treintena, él y su familia decidieron mudarse a España para perseguir su sueño: Volar cada día en excelentes condiciones climáticas. Así mismo, su esposa dio el salto al vuelo y lo disfruta muchísimo. Sin ningún conocimiento del idioma español, ellos comenzaron a estudiar duramente la lengua española para conseguir su licencia en España. Poco después, Peter obtuvo su licencia española como instructor de vuelo. Parte del sueño estaba conseguido y el tiempo fue pasando hasta conseguir el otro sueño: trabajar a tiempo completo como Instructor jefe en España y volar cada día posible. Peter es un instructor dedicado, estricto y tranquilo, él disfruta cada vuelo ¡como si fuera el primero! La seguridad está siempre en primer lugar en su lista de comprobaciones y nunca duda en asistir a sus estudiantes con explicaciones y demostraciones para aclarar cualquier duda o pregunta antes, durante y después de las sesiones de vuelo.